¿Quien es Glenda Salas?

Cada día cuando me abro lo ojos decido
comenzar mi futuro saludable

¡Sí, así como lo lees!  cada día al levantarme tomo decisiones y realizó acciones que me ayudarán a llevar una vida larga y feliz. 

Seguramente que has leído muchos artículos que hablan sobre como hábitos son la base de muchas de las enfermedades  y que debes de comenzar a cambiar ¡ya! los tuyos por unos más saludables. 

Sí claaaro, dirás tú, ¡como si fuera tan fácil!

Entre el mar de información que encuentras en las búsquedas por internet sobre el tema: la primer dificultad es cómo saber si la información es confiable, la  segunda dificultad es el  conflicto de llevar a la práctica recomendaciones pues son tan rígidas y diametralmente opuestas a nuestro estilo de vida, que llevarlas a cabo parece como emprender una cruzada en barco desde Europa a América en el siglo XVIII. Lo peor viene cuando logramos implementarlo, con toda la energía que eso conlleva, resulta que los malestares siguen estando. 

Y por supuesto terminas desmotivada. …

Mi historia comienza así

Yo era una niña que estudiaba danza clásica y como toda personas que estudian para ser bailarina de danza clásica profesional tomaba 5 horas de clases por día. Todos pensaban que era una niña muy saludable, pues hacía ejercicio y me alimentaba bien, no me gustaban mucho las golosinas, prefería comer dátiles y comía muchas ensaladas. Lo que si es que comía en el coche mientras me trasladaba del colegio a la escuela de danza, pues no tenía ni tiempo sentarme a la mesa. Yo sentía que estaba haciendo lo que me gustaba, sin embargo embargo mi cuerpo me mandaba señales de que algo no estaba bien, tenía muchos gases y eructos, se me hinchaba el estomago  cuando terminaba de comer.

Glenda Salas fundadora de Casa Ayurveda

En la adolescencia estaba bajo mucha presión.  En la escuela de danza querían que baja de peso, de hecho la directora me amenazó con quitarme el papel en las funciones de Navidad, si no bajaba de peso. Por lo cual inicie una dieta durante varias semanas en la cual solo comía un tipo de alimento, había escuchado que esa dieta le había funcionado a una bailarina de años más avanzados de la escuela. Y si baje de peso… sin embargo mi cuerpo sabía que algo estaba mal y me lo hizo saber. En un ensayo, mientras pasábamos la coreografía en un salto caí mal y me esguince el tobillo. 

Por supuesto no pude bailar en las funciones de Navidad. Estaba devastada, todo el esfuerzo que había hecho y nada, aun así mi cuerpo no respondía. Ese fue el inicio de un año en donde mi cuerpo me mostró que para lograr lo que uno quiere no basta hacer lo que uno quiere desde el pensamiento, sino que también hay que escuchar a tu cuerpo y a tus emociones. 

En el siguiente año sufrí de anorexia, lesiones consecutivas del tobillo, no importaba cuánto me esforzará parecía que no lograba estar bien. Finalmente llegó el momento parte aguas, en donde el médico me dice o dejas de bailar o tu tobillo nunca se va a recuperar. Deje la escuela de danza clásica y comencé a buscar otras opciones para bailar en donde encararan la danza de forma más amorosa, además emprendí un viaje para buscar rutinas saludables. 

Así que comencé a estudiar distintas disciplinas, pero fue en el 2012 cuando me encontré con el Ayurveda el cual cambió mi vida. En ese momento yo estaba preparándome para  desarrollarme como bailarina profesional de tango y no quería repetir los mismos errores que cuando me estaba preparando para ser bailarina de danza clásica. 

Por lo cual emprendí mi viaje para aprender a cuidar mi salud de la mano del Ayurveda. 

Al estudiar Ayurveda durante 5 años aprendí que:  

  • la importancia del cuidado de la salud, no está en la técnica sino en las necesidades de la persona. 
  • que ninguna rutina debe ser estática, si verdaderamente quieres cuidar tu salud debes aprender a ser flexible y fluir 
  • las respuestas de salud están en ti, solo hay que escucharlas
  • es posible vivir cuidando nuestra salud y la de todos los sere vivimos, incluyendo el planeta. 

Hoy soy bailarina y profesora de Tango y vivo de mi profesión, junto a mi marido dirijo la Escuela de Tango Villa Urquiza, gozo de una perfecta salud, sin lesiones y sin molestias que me impidan realizar todas aquellas actividades que me hacen feliz.

Glenda Bailando, fundadora de Casa Ayurveda

¿Cómo empezar hoy un futuro saludable?

Todos los días al levantarme decido comenzar mi futuro saludable eligiendo las rutinas diarias que me ayudarán a mantener el equilibrio de mi salud. 

Durante mi formación como asesora de salud ayurveda, fuí compartiendo las herramientas con mis alumnos de danza.  De ahí nació el proyecto bailarín saludable. Ellos comenzaron a ver los resultados, así que me propusieron abrir el espacio para sus familiares y amigos que no eran bailarines para compartirles las herramientas del Ayurveda. Como yo realizaba las actividades en  mi casa en Buenos Aires Argentina decidí llamar al proyecto Casa Ayurveda.

Casa porque es ahí en donde se gestan nuestros hábitos, donde los aprendemos ya sea de nuestros padres, hermanos, primos, tíos o abuelos. Pero sobre todo es el espacio en donde nos sentimos seguros, a donde vamos todos los días  a recargar las baterías.  

En enero de  2019 me mude a vivir a Gran Canarias, España y como no quería perder contacto con la hermosa familia que se había formado en Argentina decidí adentrarme en la búsqueda de herramientas digitales para poder seguir acompañando de forma online a todas aquellas personas que quisieran transitar por un proceso de elección de hábitos de vida saludable. 

Pues sabía por experiencia propia lo difícil que puede ser transitar ese camino, sin información y sin acompañamiento. 

Ya que muchas veces no se tiene la fortuna de poder hacer una consulta con un médico ayurveda dado que no siempre se encuentran profesionales serios en donde nosotros vivimos o porque los costos son tan altos, que solo lo pueden pagar quien tenga un poder adquisitivo alto. 

También se,  que cuando uno sí tiene la oportunidad de tener una consulta con un médico ayurveda, sale de la consulta con muchas cambios para implementar y que por más ganas que uno tenga, la mayoría de las veces no sabemos cómo empezar o cómo hacer que estas directrices que nos dio el médico se conviertan en nuestros hábitos. 

 

¿Olvidaste tu contraseña?
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad